Nota legal · Condiciones de uso · Contacto
 
                   
LA CASA EFICIENTE
   
La casa eficiente

La casa eficiente es aquella cuya arquitectura e instalaciones son capaces de cubrir las necesidades energéticas de la vivienda, utilizando fuentes de energía alternativas y los recursos naturales disponibles en su entorno.

Una casa sostenible puede reducir los costes de mantenimiento de hasta un 70% respecto a una casa común.

Los aspectos en los cuales trabajamos apoyando a los arquitectos y técnicos son: el paisaje, los materiales y las instalaciones.

Paisaje

Las viviendas eficientes deben abrirse hacia el Sur, protegidas con porches y terrazas de la excesiva insolación, de esta forma aprovecharemos los rayos de sol invernales para ayudar a la calefacción de la vivienda y evitaremos que estos mismos la calienten en verano.

Utilizaremos ventilación cruzada desde el Norte de la vivienda hacia el sur para facilitar la circulación de corriente de aire natural, de esta forma conseguiremos ayudar a calentar y refrigerar la vivienda de manera natural.

En IMS Renovables apostamos por la construcción de "techos verdes" con una capa de material de drenaje, un dispositivo de almacenamiento de agua de lluvia y otra de sustrato en las que se pueda plantar vegetación autóctona, gramíneas o césped de hoja ancha que permitirá darle a nuestra casa un nivel de aislamiento térmico y de eficiencia energética difícilmente superable.

Estos sistemas en las zonas de climas fríos, "calientan", puesto que almacenan el calor de los ambientes interiores y en los climas cálidos "enfrían", ya que mantienen aislados los espacios interiores de las altas temperaturas del exterior. En estos techos, la vegetación junto con la tierra moderan extraordinariamente las variaciones de temperatura en los ambientes de la vivienda. De un modo natural el calor acumulado no sólo se almacena sino que también se absorbe.

Con estas medidas podremos conseguir un ahorro energético alrededor de un 15% en la vivienda.

Materiales

El único secreto para conseguir que una casa tenga calidades bioclimáticas y que su precio resulte competitivo reside en la investigación.

Deberemos darle un aislamiento óptimo y ecológico partir de aislantes de corcho natural con un espesor de hasta 15 cms, tableros fenólicos especiales, y acabados interiores en Pladur o Fermacel.

Tanto en el interior como en el exterior se pueden utilizar tabiques llevan un acabado en cerámica líquida que consigue refractar hasta un 95% de la radiación solar evitando el calentamiento estival de las paredes, al tiempo que se optimiza, desde el interior, el funcionamiento de cualquier sistema de calefacción que elijamos instalar.

Las carpinterías deben ser de madera o de aluminio con rotura de puente térmico, trabajando con perfilerías y herrajes de la mayor calidad que nos permiten generar puertas acristaladas de hasta 2'5 metros de anchura.

Instalaciones

En una vivienda eficiente no se va a necesitar aire acondicionado y con respecto a la calefacción con independencia del sistema que se elija con las soluciones constructivas, de aislamiento, inercia térmica, diseño y orientación se puede conseguir un ahorro energético cercano al 50%.

La apuesta de IMS Renovables para la calefacción consiste en la instalación de un suelo radiante (único sistema de calefacción recomendado por la OMS) alimentado por una caldera de biomasa. Los pellets suponen un ahorro en costes superior al 50 % en relación al Gas Oil y tienen unas emisiones de CO2 muy bajas. Hay que tener en cuenta que al tratarse de una energía alternativa esta opción nos permite ahorrarnos la instalación -de otra forma obligatoria- de colectores solares para agua caliente sanitaria.

Además podemos aprovechar la energía del sol mediante colectores solares térmicos para la producción de Agua Caliente Sanitaria y apoyo a la calefacción.

Utilizando este tipo soluciones de instalación podremos conseguir un ahorro energético alrededor de un 35% en la vivienda.

En el caso de querer climatizar la vivienda en verano, IMS Renovables apuesta por dos tipos de sistemas: Bomba de calor y geotermia.

Las bombas de calor son sistemas que puede producir tanto calor como frío, en ambos casos deben ser bombas aire/agua ya que estas son capaces de producir 4 kilowatios por cada kilowatio eléctrico que consumen.

Las bombas geotérmicas son aquellas bombas de calor que disponen de un sistema primario de intercambio de calor/frio de tal forma que son capaces de "robar" la energía del terreno que tenemos alrededor de la vivienda para transmitirlo a la misma. El inconveniente que tiene es que la instalación de las sondas necesarias para dicho intercambio es compleja y costosa.

Para ambos sistemas de climatización el uso en calor sería mediante suelo radiante y el uso para frio mediante la utilización de fan-coils.

No solo podemos ahorrar energía en una vivienda para que sea eficiente, también podemos ahorrar en un recurso natural como es el agua. Mediante los sistemas de reciclaje y tratamiento de aguas se puede conseguir un ahorro de cerca del 75% de las necesidades de una vivienda de este tipo, utilizando las aguas recogidas y tratadas para sitios donde no es necesario el uso de agua potable tales como las cisternas de los inodoros, lavadora, riego del jardín y lavado de vehículos..